Trato violento

Bibi Aisha, de 18 años de edad, de la provincia de Oruzgan, en Afganistán, huyó de casa de su marido hacia casa de su familia quejándose de malos tratos.
Los talibanes llegaron una noche, exigiendo que Bibi se entregara a la justicia. Después de que un comandante talibán pronunciara su veredicto, el hermano de Bibi la sujetó y su esposo cortó las orejas y nariz.
Bibi fue abandonada, pero más tarde rescatada por trabajadores humanitarios y los militares de EE.UU.
Después de un tiempo en un refugio para mujeres en Kabul, fue llevada a Estados Unidos, donde recibió el asesoramiento y la cirugía reconstructiva.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s